Responsabilidad Social

México es el país con mayor población de perros abandonados y maltratados en latinoamerica.
En Ciudad de México, el bienestar animal es una preocupación creciente entre la población. Cada año, miles de perros y gatos terminan en refugios y organizaciones de rescate, buscando un hogar amoroso. A pesar de esto, muchas personas todavía optan por comprar mascotas de criaderos o tiendas, sin considerar las consecuencias de esta elección. Este artículo explora la importancia de adoptar y no comprar mascotas en la CDMX, destacando datos que refuerzan la relevancia de esta decisión para la sociedad y el bienestar animal.

El problema de la sobrepoblación animal en la CDMX

La Ciudad de México enfrenta un problema de sobrepoblación animal. Según datos de diversas organizaciones de protección animal, se estima que existen cientos de miles de perros y gatos sin hogar en la ciudad.

La cría irresponsable y la falta de esterilización son factores principales que contribuyen a esta situación.

Optar por la adopción de mascotas en lugar de comprar ayuda a reducir esta sobrepoblación y a disminuir el número de animales abandonados en las calles.

Condiciones de los criaderos y tiendas de mascotas

En muchos casos, los criaderos y tiendas de mascotas operan sin respetar el bienestar de los animales.

Los perros y gatos suelen vivir en condiciones deplorables, en espacios reducidos y sin acceso adecuado a la atención médica.

Además, estos lugares pueden fomentar la reproducción indiscriminada y el tráfico ilegal de animales.

Al adoptar, se evita apoyar este tipo de prácticas y se brinda una segunda oportunidad a animales que han sido rescatados de situaciones de maltrato y abandono.

La gratificante experiencia de la adopción

Adoptar una mascota es una experiencia gratificante y enriquecedora.

Los perros y gatos que se encuentran en refugios suelen ser animales cariñosos y agradecidos, que han experimentado dificultades, pero que buscan un hogar estable y lleno de amor.

Al adoptar, se crea un vínculo especial con el animal, sabiendo que se le está brindando una oportunidad de tener una vida digna y feliz.

Salvando vidas

Los refugios y organizaciones de rescate en la Ciudad de México a menudo están abrumados con una gran cantidad de animales sin hogar.

Estos refugios tienen capacidad limitada y recursos finitos para cuidar de ellos.

Optar por adoptar libera espacio en los refugios y brinda la oportunidad de rescatar a más animales en situaciones de abandono o peligro.

Cada vez que alguien adopta un animal, se salva una vida, permitiendo que otro animal necesitado tenga la oportunidad de recibir atención, protección y amor en un refugio.

Fomentando la tenencia responsable: Al adoptar una mascota, se establece un compromiso a largo plazo con el bienestar del animal. Los adoptantes son más propensos a tomarse en serio la responsabilidad de cuidar a su mascota, lo que incluye proporcionarle una alimentación adecuada, atención veterinaria, ejercicio y amor. Esto reduce la posibilidad de que el animal sea abandonado nuevamente en el futuro y contribuye a construir una cultura de tenencia responsable en la sociedad.


Contribuyendo a un cambio positivo: El acto de adoptar una mascota también envía un mensaje poderoso a la sociedad sobre la importancia de tratar a los animales con compasión y empatía. Al adoptar en lugar de comprar, se fomenta una mentalidad más ética y consciente hacia el bienestar animal, inspirando a otros a seguir el mismo camino y a considerar la adopción como una opción viable y valiosa.

En resumen, la adopción de perros y gatos en Ciudad de México no solo brinda una segunda oportunidad a los animales sin hogar, sino que también ayuda a reducir la sobrepoblación animal, disminuir la eutanasia y fomentar una tenencia responsable.

Caminado a su lado A.C

Es una A.C. que lleva más de 21 años rescatando perros y gatos. Rescata, rehabilita y busca casa para los animalitos. Ubicados en la alcaldía Tlalpan al sur de la Ciudad de México. Los puedes encontrar cada quince días en el Parque Hundido, donde puedes apoyar económicamente o en especie, así como conocer a sus adoptables.
También en sus redes sociales.